La cigarra y la hormiga

La cigarra y la hormiga

La cigarra y la hormiga

Me he decidido a escribir la popular fábula de La cigarra y la hormiga con el texto adaptado para niños, porque me ha parecido, tanto la temática como las enseñanzas que de ella se desprenden, muy adecuadas para los niños. Pienso que este cuento encierra valores que el/la propio niño/a gusta de descubrir, a medida que lo va leyendo, valores que son aplicables a su propia vida escolar y familiar.

Como otras veces he realizado también el cuento en dos versiones distintas, tanto para leer, como  para redactar el texto por los propios alumnos y alumnas.

1º Fábula de La cigarra y la hormiga con actividades de comprensión lectora.

La redacción está como siempre acompañada de dibujos, que la ilustran y le hacen al niño o niña más interesante y  explícito el argumento. Esta fábula es también una actividad de comprensión lectora y, por lo tanto, al final de la misma podéis encontrar una serie de actividades que tienen como finalidad lograr que la/ el alumna/o vaya descubriendo las partes de un cuento a medida que va respondiendo a estas cuestiones: ¿De qué trata este cuento? ¿Cuáles son los personajes? ¿En qué lugar ocurre?…y así se van sucediendo las preguntas, que van pasando de la parte inicial, por el desarrollo y para terminar con el desenlace o final. Por último se pregunta al niño acerca de los valores que ha descubierto en esta narración.

DESCARGA DEBAJO  de las imágenes el cuento de LA CIGARRA Y LA HORMIGA con actividades.

 

La cigarra y la hormiga           La cigarra y la hormiga-2

 

 

 

 

 
DESCARGA AQUÍ Cuentos infantiles.la cigarra y la hormiga

2º El cuento para redactar por la/el alumna/o.

A fin de que el niño o niña puedan escribir su propio cuento he diseñado este formato con pautas para escribir, con los mismos dibujos de la fábula anterior. Una vez que los niños/as han trabajado el cuento anterior, ahora se trata de que éstos aprendan a redactarlo por sí solos y también, si lo desean, a ser un poco originales o innovadores en la redacción del mismo, aportando variantes y elementos nuevos a la historia si lo consideran adecuado. También se les puede pedir a aquellos niños/as que lo prefieran que cambien el final del cuento por otro que les parezca mejor.

DESCARGA DEBAJO  de la imagen el modelo para redactar el cuento.

La cigarra y la hormiga-3DESCARGA AQUÍ La cigarra y la hormiga para redactar.

También puedes descargar el cuanto de Alicia en el país de las maravillas para redactar:

http://webdelmaestro.com/alicia-en-el-pais-de-las-maravillas/

 FÁBULA DE LA CIGARRA Y LA HORMIGA (Adaptada para niños)

Durante el verano una hormiga muy trabajadora iba y venía una y otra vez del campo a su hormiguero, siempre cargada con algo. Pronto llegaría el otoño y después el invierno. Por lo tanto debía de recoger granos, hojas y otros alimentos para almacenarlos y poder tener provisiones hasta la llegada del próximo verano.

Mientras tanto, una cigarra cantaba muy contenta, tumbada en la rama de un árbol.

La cigarra cantaba y cantaba a  todas horas alegremente. No se preocupaba de nada más que de comer y de cantar.

La hormiga, que veía siempre a la cigarra descansando, no   entendía por qué ella no se preocupaba de llenar también su despensa para cuando llegase el invierno.

Un día la cigarra le dijo a la hormiga:

-No deberías trabajar tanto. Haz como yo. Olvídate del trabajo, descansa, diviértete y disfruta de la vida.

Pero la hormiga no le hizo caso y continuó igual de laboriosa, acarreando hacia la despensa de su hormiguero todos los alimentos que encontraba a su paso. Lo mismo que ella también hacían otras hormigas que vivían en su hormiguero.

Mientras la cigarra, que era muy perezosa para trabajar,  cantaba sin parar, alegre y feliz,  en los días de verano.

Pasó el verano y llegó el otoño, y como las nubes amenazaban lluvia, la hormiga  trabajó aún más para terminar de llenar su granero.

– ¡Estoy muy satisfecha de mi trabajo!- pensó la hormiga- Ya tengo provisiones para todo el invierno. Y, después de esto se refugió en su hormiguero, porque se acercaba el invierno y empezaba a hacer frío.

-¡Qué frio tengo! – Dijo la cigarra- Ya no tengo ganas de cantar. Además tengo mucha hambre. Pero ¿dónde podré encontrar comida y un refugio para soportar este frío?

Entonces se acordó de la hormiga y del alimento que había recogido, mientras que ella solo se preocupó de cantar  y cantar. Por eso pensó en ir a su casa para pedirle ayuda.

La hormiga, que era muy bondadosa, al verla muerta de frío, le ofreció refugio en su granero y le dio alimento.

La cigarra se lo agradeció mucho y, por fin comprendió lo importante que es trabajar.

A partir de entonces le prometió a la hormiga que cuando llegase la primavera trabajarían juntas y  que sólo después de realizar su trabajo se dedicaría a cantar.

 

 

María del Carmen Ruiz
Maestra habilitada en Educación Infantil, Primaria y Primer ciclo de la ESO en Ciencias Sociales, Geografía e Historia.

Vota el artículo



¡No te vayas sin suscribirte!

Te avisaremos por email de nuevas fichas para descargar.


Únete a otros 18 585 suscriptores.


6 comments

    • Ivonne Ibacache Reply

      Estoy segura que a mis alumnos les encantara trabajar con este método, a ustedes realmente los felicito.

  1. Julieth Espinosa Reply

    Muchas gracias. Excelente. Trabajar cuentos ilustrados es una buena actividad pedagógica.

  2. Sandra Gonzalez Reply

    Me encantó la actividad. Muchas gracias por compartirla!

Deja un comentario